martes, 2 de diciembre de 2008

Canelones de mango rellenos de mousse de pollo en salsa de curry

..

El HEMC de noviembre propuesto por Ivana del blog "My little things" estaba dedicado al canelón y me hubiera encantado participar porque se me había ocurrido una receta muy vistosilla y creo que bastante original o, al menos, "diferente"... por desgracia, al final no me dio tiempo a probarla en mi kitchen antes de que terminara el plazo de entrega...

Pero como me intrigaba tanto qué tal habría salido el experimento, he terminado haciendo ese plato (de canelones sin pasta) en cuanto he tenido tiempo: Se trata de un "3-en-uno"... Me había gustado la idea de los canelones, pero me apetecía hacer algo "distinto" - últimamente el body me pide experimentos - así que estuve unos cuantos días dándole vueltas al tema sin que se me ocurriera nada que me antojara rico-rico. Y luego, un día, ¡zaca!, de repente se me ocurrió el plato que iba a hacer, así, sin más: De nuestra época disociada hemos mantenido, como ya conté en el último HEMC, algunas recetillas que nos gustan. Una de ellas es un plato de pechuga de pollo con piña y mango en salsa de curry que a mí personalmente me encanta. Y, no sé por qué, sencillamente se me metió en la cabeza la ocurrencia de "revisitar" esa receta y convertirla en una de canelones.

Estaba claro, iban a caer unos "Canelones de mango, rellenos de pollo y con salsa de piña-mango-curry". Pero, ¿cómo hace una canelones de mango? ¿Y qué consistencia necesita mi relleno de pollo para que no se rompan? Ahí empezó la labor de investigación. Me he basado, pues, en 3 recetas diferentes para crear mi propia interpretación: La receta original de Ursula Summ (aquí se puede leer la receta en alemán, seguro que con algún traductor online os apañáis), una receta de mousse de pollo (de las muchas que circulan por Internet) y una espectacular y apabullante receta de un postre de canelones de mango rellenos de chocolate (aquí la receta, por desgracia también en alemán, lo dicho: marchando traductor online)...

El resultado, en mi modesta opinión: Espectacular. Rico, divertido y diferente. Es, desde luego, un plato-juego (uno de esos para encerrarse en la cocina a trastear) y supongo que es legítimo preguntarse por qué hacer un canelón, cuando la receta original ya está tan rica tal cual. Pues sí, pero: ¿Y por qué no? ;-))

Me gustaría saber qué os parece a vosotr@s - probadla y ya me diréis...

Ingredientes:

Para la mousse:

  • Unos 200 gr. de pechuga de pollo (previamente cocida) desmenuzada
  • 2 cucharadas de gelatina en polvo (royal o similar)
  • 1 vaso de los de vino de agua hirviendo
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo pequeño
  • Hierbas aromáticas al gusto (1 pellizco, por ejemplo: tomillo, mejorana y salvia)
  • Un poco de nuez moscada
  • Sal y pimienta blanca
  • 1 vaso de los de agua de nata líquida

Para los canelones:

  • 2 mangos bien maduros (para 2 personas: salen 4 canelones)
  • 2 hojas de gelatina
  • Puré de mango (si no, trocitos del mango que sobren batidos)

Para la salsa:

  • Polvos de curry
  • Perejil y o cilantro picados
  • Caldo unos 50-100 ml. del caldo de cocción del pollo, bien coladito
  • Nata líquida 50-100ml.
  • Mango en trocitos
  • Piña en dados

Cómo se hace:

Primeramente preparamos la mousse de pollo. Para ello hacemos las pechugas de pollo en una sartén o las cocemos (como para hacer caldo, con alguna verdura, vino blanco y hierbas) – yo me he decantado por la variante "cocción": el caldo lo reservamos porque lo necesitaremos más adelante. Una vez esté fría la carne, la desmenuzamos en pedazos pequeños.

En un vaso de batidora ponemos la gelatina en polvo y añadimos el vaso de agua hirviendo. Batimos durante unos 10 segundos con la batidora. Ahora añadimos la carne de pollo, la cebolleta cortada en aros, el ajo, una pizca de nuez moscada y un puñadito de hierbas al gusto (yo he utilizado mejorana y tomillo). Salpimentamos (¡ojo! la gelatina da de por sí un toque salado, así que moderación con la sal...) y batimos todo durante medio minuto hasta que nos quede una pasta. A esta pasta le echamos el vaso de nata y volvemos a batir, justamente para mezclar bien la nata von el resto. Vertimos en un bol y ponemos a cuajar en el frigorífico.

Ahora es el momento de ir ocupándose de los canelones: Pelamos los mangos y cortamos longitudinalmente en láminas lo más finas posibles (pensaba que este paso me iba a resultar más difícil sin corta-fiambres, pero con un buen cuchillo afilado fue coser y cantar). Ir poniendo las láminas sobre papel antiadhesivo de manera que formen un rectángulo (ver la foto). El resto de uno de los mangos lo cortamos en cubos y reservamos; el segundo mango lo troceamos asimismo en dados y batimos éstos hasta que se forme un puré.


Entretanto ablandar las hojas de gelatina en agua fría y calentar luego junto con el puré de mango. Cuando se haya amalgamado todo bien en un único líquido, pincelaremos nuestra „alfombra“ de mango con esta mezcla (así las láminas de mango se sujetan mejor las unas a las otras y será más fácil después enrollarlas como canelones).

La mousse sólida la rellenamos en una manga pastelera y con ella ponemos una tira de unos 2cm. de ancho a lo largo de nuestra alfombra de mango. Hecho esto, enrollaremos la alfombrilla bien firmemente con ayuda del film transparente (girando las esquinas como si se tratara de un envoltorio de caramelo). Una vez esté el cilindro bien firme y cerradito lo reservamos en frío.



Para la salsa salteamos los cubos de mango que habíamos reservado junto con trozos de piña (puede ser en almíbar) en un poco de aceite. Quitamos la fruta de la sartén y reservamos. Al aceite que quede en la sartén le vamos añadiendo el caldo y la nata y polvos curry al gusto, sin dejar de remover. Esperamos que coja algo de espesor y reincorporamos la fruta. Espolvoreamos con abundante cilantro o perejil picado y lo dejamos un minutillo tapado a fuego lento.

Los canelones, una vez liberados del film transparente, los cortamos con cuidado del tamaño deseado con un cuchillo bien afilado. En el último momento calentaremos los canelones introduciéndolos unos minutos al horno precalentado en una fuente de hornear.


Servimos los canelones sobre una cama de salsa con tropezones de fruta.


Opcionalmente se puede servir acompañado de algo de arroz blanco.

Dos cosas pienso mejorar la próxima vez que la haga: Prescindiré del ajo en la mousse (a pesar de ser un diente chiquitín quedó el sabor de ajo un poco prepotente) y haré ésta con más tropezones (con más consistencia de "carne")...

Sé que a alguno os puede asustar la idea de ponerse a enrollar canelones de mango con gelatinas e historias, pero el tema es bastante menos aparatoso de lo que parece (y que conste que yo soy torpe, torpísima, y lenta, lentísima - sobre todo en la cocina...), así que animaros y ya me diréis si os han salido ricos...

6 comentarios:

Noema dijo...

8-O
Crash... Mann! Vamos, que lo flipo!
Qué recetón, sí señora, muy original y por los ingredientes y las fotos tienen que estar buenííísimos, bordadita te ha quedado la receta... ¿cuándo decías que podías pasarte por mi casa para hacerlos?
Ya voy sacando los platos. Yo pongo el vino :-D

natalika dijo...

:-D

¿Ves? Eso es lo bueno de esta receta, que la haces y hasta parece que sepas cocinar... ;-)

Yo en tu lugar el vino no lo decantaba aún, jiji, ¿qué tal andas de paciencia? Porque con mi perfeccionismo enfermizo podría durar meses hasta que dé el plato por "cocinable ante público"... estoy ya dándole vueltas a la "versión 1.1": Creo que al calentarlos en el horno, los canelones se secaron un poquito (hmm, ¿cómo evitarlo?) y quiero mejorar la consistencia/textura de la mousse y darle más cuerpo/solidez al canelón en sí... ¿ideas?

Pero ricos estaban, sí señor, riquísimos... Jiji, y me divertí como una enana haciéndolos.

Ivana dijo...

Que pena que no llegaras a tiempo!!!
Que buena pinta y super diferentes!!
Me lo apunto!!!
Besitos

La cuina vermella dijo...

Estas de un tropical y de un lujazo que no veas! fantastico Natalika, que recetón. besos.

natalika dijo...

@Ivana: como suelen decir..." la próxima vez, más y mejor" - da igual, me lo he pasado pipa viendo lo que cocinaba el resto y planeando mi plato (y haciéndolo ya ni te digo), así que como si hubiera llegado, vaya... ;-)

@vermellos: "tropical" y "lujazo", jaja, me gusta, ¡suena a vida aventurera!

Gracias por pasaros y besotes, majos/as...

El Capitán. dijo...

Jaaar que ricosss.

...a mi este mes también se me pasó el HEMC por falta de tiempo.
Tenía la receta super pensada: "Canelones de rape con salsa de Chipiron"

Tenía pensado y preparado coo hacer unas fotos espectaculares.....

y al final, ná, ná de ná