miércoles, 17 de diciembre de 2008

Operación Galleta (IV) - ¡Sobredosis...!



¿Creíais que el señor K. y yo ya nos habríamos aburrido de dar la lata con tanta galletita?

Pues no. Para nada. Ahí seguimos, al pie del cañón navideño-galletil. ¡Ja!

Continuamos... con pastitas de mantequilla. Este tipo de galleta se llama en alemán "Spritzgebäck" (el verbo "spritzen", dependiendo del contexto, viene a significar inyectar o salir a chorro o salpicar...). Y estas galletas se llaman así porque se hacen con manga pastelera.

Aunque también son típicas del adviento y de la Navidad, les faltan todos los ingredientes clásicos de las galletas navideñas (canela, jengibre, clavo, etc...). Es decir, en realidad, son unas pastitas de mantequilla de las de toda la vida y que yo diría que tienen "vigencia" en cualquier época del año.

La baza fuerte de estas galletas es, desde luego, su versatilidad. Una vez hechas, puedes hacer con ellas prácticamente de todo - son perfectas para una sesión de "pimp my cookies", por así decirlo... ;-)

Se pueden "rellenar" (de mermelada, caramelo, mazapán con ron,...) uniendo dos de ellas, se pueden bañar (con chocolate, glasa, etc.), se pueden comer tal cual, mojadas en café o cola-cao, etc, etc etc... Y se puede "adaptar" la masa con gran facilidad (parte con avellanas u otros frutos secos en lugar de almendra, parte a la naranja, parte con cacao). Así hasta hartarse (y de algo así uno nunca se harta).

Ingredientes (salen unas 2 bandejas y media de horno):

  • 60 gr. de margarina
  • 100 gr. de azúcar (se puede poner incluso menos si no nos gustan demasiado dulces)
  • 60 gr. de almendra molida
  • 175 gr. de harina
  • algo de vainilla (mejor natural que en extracto)
  • una pizca de azúcar avainillada
  • ralladura de limón (2 cucharitas de té aprox.)
  • 1 huevo

Cómo se hace:

La masa está lista en un "pispás": Mezclamos bien la margarina con el azúcar y azúcar avainillada hasta que quede cremosa, añadimos la vainilla y ralladura de limón y revolvemos. Incorporamos el huevo y la almendra y, por último, añadimos harina y trabajamos bien hasta conseguir una masa homogénea.

Echamos la masa en una manga pastelera (con boquilla de estrella, pero que sea una boca bastante gruesa) y nos armamos de paciencia: La masa es muy sólida y hay que utilizar bien de fuerza para que vaya saliendo por la boca de la manga. Se pueden formar galletitas estiradas (un chorreón de masa) o redondas o experimentar. También se puede utilizar una máquina/prensa para hacer galletas/churros con sus correspondientes discos intercambiables. Yo no tengo una prensa de esas, así que no queda más remedio que quemar calorías apretando a gusto la manga... ¡uff!

Mientras al señor K. le dio por hacer galletas en forma de raíz matemática (qué psicópata que es este hombre a veces), yo me decanté por palitos "más clasicotes"...


Antes de meterlas al horno es conveniente dejar que la bandeja repose en un lugar frío (o bien el frigo o bien una despensa fresquita o la repisa interior de la ventana mientras esté ésta abierta). Así no corremos peligro de que la masa se "funda" en el horno antes de hacerse.

Horneamos (a entre 180 y 200 grados, depende de vuestro horno) entre 10 y 12 minutos (hasta que estén listas pero sin dejar de tener color claro).

Una vez frías, las decoramos según nos apetezca (con baño de chocolate, etc...).

El trabajo de decorar las galletas de mantequilla ha vuelto a recaer, un año más, en el señor K. - y cuando ví la que había armado, me dí cuenta de que vivo con un cruce entre Dexter y Jackson Pollock. Madre mía, qué ímpetu expresionista-creativo, es que, de verdad, este hombre es tremendo... :D

Hemos hecho la masa esta vez en dos variantes diferentes: Una clásica con limón y almendra y otra cambiando esos ingredientes por avellana y ralladura de naranja. Ambas versiones están muy ricas.
Para decorar hemos utilizado cobertura de chocolate amargo y de chocolate blanco (a veces hemos salpicado las pastas con ellas, a veces las hemos sumergido en una tacita de cobertura fundida), fideos de chocolate y de colorines. En alguna hemos puesto mazapán con ron a modo de "relleno".

Nos ha quedado un surtido fenomenal.

8 comentarios:

bitxoluz dijo...

jode que sobredosis...!!!

Por cierto yo llego el día 27 y espero que pienses en lo bien que le pueden sentar a tu sobrinito Javier junior esas galleticas...

Bueno esto no se lo cuentes a tu cuñao, que ya me tiene a medio dieta... el muy (bkjg3876tghj)

Besotes!!!!

natalika dijo...

Sister!

Sí, jeje, a ver cuántas llegan a España, porque tengo aquí al monstruo de las galletas tó el día con la mano metida en la lata...

8-)

Te aviso ke estas tienen una de azúcar que flipas (sobre todo las de baño de chocolate blanco: las muerdes y se te caen los dientes de la boca del susto que se pegan los pobres)...

¡Besos!

Belen dijo...

Peazo de artista que tienes en casa!!! De todos los Plätchen que llevo viendo este anio, esos tan modernekustmäßig son los quemas me gustan ;-) Anda que yo....no deberia comentar porque no llevo hecho i uno:(

natalika dijo...

@Belén:

Pues no te creas, pasé un miedo impresionante mientras el señor de la casa decoraba esas galletas (yo pensando: me van a salir chorretones de chocolate luego a mí hasta de debajo del lavavajillas)...

Tenía prevista una decoración más minimalista, pero no hay manera. Cuantos más colorines tengan las galletas y más aspecto brutal le quede al conjunto, más contento está el hombre... :D

saluditos

bitxoluz dijo...

Dile al cuñao mostruo galletil, que me deje alguna...

Ademas lo del azucar no importa que me sale siempre bajita,bajita en las analiticas...

Y hay que alimentar al chiquillo hombre!!!!

natalika dijo...

@bitxo:

Fale, ya se lo digo.

De todas maneras las que más impresionantemente ricas han quedado no han sido estas (estas son ricas a un nivel "normal") sino las Vanillekipferl de almendras (esas son mis favoritas, es una pasada) y las Spekulatius (las galletas especiadas, tienen un sabor impresionante este año)...

Uff, no puedo parar de hacerlas. Qué peligro.

La cuina vermella dijo...

Parece un obrador... joé que locura... Vaya sobredosis!!!
Bueno, todas las que has hecho me gustan un monton!!
Besos, a tí y a tu monstruo galleteril (su estilo decorativo podríamos decir que minimalista mas bien poco!).

Si no nos leemos o nos escribimos, Bon Nadal!

natalika dijo...

@cuina: Tengo aún un par de recetas de galletas pendientes... pero creo que os voy a dar a todos de momento una tregua y ya veremos... ;-))

Besos también a vosotros y eso: ¡Felices Fiestas y poronponpero!

:D