miércoles, 15 de octubre de 2008

Espaguettis con acelga y apio

hemc 26 - comida para diabéticos

Este mes, el evento culinario del blog HEMC está dedicado a las recetas aptas para diabéticos.

Una de las cosas que personalmente más me costarían si fuera diabética (y tengo bastante buenas cartas, por pura genética), sería, creo, el reducir mi consumo de hidratos de carbono (mi santísima trinidad: pasta, arroz, pan). Por eso lo primero que se me pasó por la cabeza al leer el anuncio de este HEMC fue hacer una receta con pasta integral.

Hace un par de años el señor K. decidió ponernos a dieta porque yo lo había cebado (razón no le faltaba, no): A mí las dietas de adelgazamiento siempre me han parecido una aberración, además yo siempre he sido súper-flaquita (al menos hasta que pasé la barrera de los 31 años y comenzó cierta expansión horizontal en ciertas zonas corporales muy playeras)... Buscando una solución que eliminara tal vez sus kilos sin amedrentar los míos, descubrimos la dieta disociada: No te privas de comer nada, comes rico-rico y comes sano-sano... El truco consiste en separar en las comidas proteínas de hidratos de carbono.

Sinceramente no creo que "de verdad" funcione: A nivel científico no creo que tenga ni pies ni cabeza el razonamiento que hay detrás (no engordan las calorías sino las mezclas - ah yaaaaa, como en las borracheras). Lo que realmente funciona es que cuidas mucho más tu alimentación, empiezas a comer más sanote y reduces azúcares, grasas hidrogenadas y, sobre todo, el uso de cerales refinados que cambias por el de productos integrales. Pienso que esta dieta tiene recetas bastantes buenas para gente con problemas de diabetes.

De aquella época, en casa hemos conservado algunas recetas que se han convertido ya en clásicos de nuestro repertorio cotidiano. Una de mis favoritas son estos espaguettis con acelga y apio...

Ingredientes (para dos personas como plato único):
  • 1 cebolla pequeña o cebolleta fresca al gusto
  • 1 diente de ajo
  • 2 o 3 troncos de apio
  • unos 400 gr. de acelga (pencas y hojas)
  • 120 gr. de espaguettis integrales
  • sal, aceite de oliva
  • entre 300 y 400 ml. de caldo vegetal
  • 2 cucharillas de tomillo picado
  • 2 cucharillas de romero picado
  • 75 gr. de queso fresco para untar (tipo Philadelphia, si es "light" mejor aún)
  • 1 o 2 cucharadas de harina integral
Cómo se hace:

Picamos la cebolla y el ajo bien finitos. Limpiamos el apio y cortamos los troncos en rodajitas finas. Limpiamos asimismo la acelga y separamos las hojas de las pencas - cortamos las pencas en pedazos y las hojas en tiras anchas.

En una sartén ponemos a calentar un poquito de aceite de oliva y añadimos el ajo y la cebolla, cuando esté todo transparente echamos el apio y las pencas de acelga y rellenamos la sartén con el caldo caliente. Dejamos que hierva y entonces añadimos también las hierbas picaditas. Dejamos cocer a fuego lento unos 10 minutos e incorporamos las hojas de la acelga.

Tras otros 3 o 4 minutos de cocción, vamos incorporando poco a poco el queso hasta que se derrita y se amalgame por completo al resto, removiendo de vez en cuando. En un bol mezclamos la harina con algo de agua templada y añadimos también a la sartén revolviéndolo todo bien (si queda muy líquida la salsa se pueden usar 2 cucharadas de harina en vez de una). Dejamos hervir un último momento y servimos junto con los espaguettis que habremos cocido paralelamente.

Si además acompañamos todo de ensalada y cambiamos esas cervezas que hay en la mesa por unas sin alcohol, creo que es un plato muy apto para diabéticos y, sobre todo, bien sanote y muy rico. A mí la acelga me encanta, y esta es una forma muy original de comerla...

La receta es de un libro de Dieta Disociada de la autora Ursula Summ (indiscutible gurú de este tema).

9 comentarios:

Noema dijo...

¡Hala! ¡Qué ricos! Vengo de Salzburgo de comerme un plato de pasta con brécol en casa de Marona, pero creo que todavía me cabe otro plato de espaguettis con acelgas, ñam, ñam

natalika, Berlin dijo...

... Ay, esa gula... ;-)))

El Secretario dijo...

Hola.

Se ve una forma muy atractiva de mezclar las verduras y la pasta.

Ha de quedar muy rica esa combinación.

Hace algún tiempo le añadíamos verduras a los espaguettis: brécol, champiñones, pimientos...

Pero con los críos ya resulta algo más difícil.

En su lugar, probamos con frutos secos: pistachos, piñones, almendras..., y así sí teníamos éxito (y más kilitos...)

: D

También estamos añadiendo ahora soja texturizada fina, que sustituye con éxito la carne picada.

Enhorabuena, saludos y buen provecho.

natalika, Berlin dijo...

¡Hola secretario!

Sí, los frutos secos y la pasta - eso es una combo magnífica. Yo suelo usar muchas nueces: picaditas y con setas y parmesano, qué mejor que eso para ponérselo a unas cintas al huevo; o para hacer pesto de nuez y perejil, etc...

Gracias por la visita y el comentario, estos espaguettis la verdad que merece la pena probarlos.

Don Lucho dijo...

Tienes toda la razón, esas dietas disociadas son una locura. Pero la comida de diabético sí que ayuda. En mayo yo pesaba 204 libras, hoy peso 179, y no me he privado de nada. El truco está en poner cuidado en lo que uno come (y cocina). Tu plato está perfecto

La cuina vermella dijo...

Como os cuidais por estos lares!!! Noema en Salzburgo, tu Natalika cocinando estas delicias... me parece que nos trasladamos y nos venimos con vosotras!

natalika, Berlin dijo...

@donlucho: Me alegro que la receta se adapte bien a la dieta de diabéticos, tenía un poco de duda con el queso.. Y, sí, lo fundamental es poner cuidado en lo que comemos.

@cuina: :-))

Inmaculada (Adi) dijo...

Hola Natalika, un placer conocerte y otro placer ver que te ha gustado el blog. Acabo de leerme esta entrada sobre el HEMC de este mes y estoy de acuerdo contigo, en general casi todas las dietas (medianamente razonables) se reducen a eso que todos ya sabemos de sobra: comer menos cantidad, más calidad y usar la lógica al hacerlo. El problema viene cuando !ay¡ nos tienta el maldito Dios de los excesos... el puñetero es tan insistente, jejeje
Durante algún tiempo, hace ya algunos años, yo también me apunté a la dieta disociada, en aquel entonces un tal Montignac la puso "de moda" y REALMENTE funcionaba a la hora de perder peso, pero (siempre hay algún pero) algunos de sus postulados no eran muy razonables, no.
Me ha gustado mucho esta receta, los hidratos en mi dieta son pocos pero bien puestos y estos están perfectos acompañados del queso (un poco de proteína siempre ayuda a la hora de metabolizar los hidratos y que el nivel de azúcar no se "dispare".
Un beso desde Mallorca.

natalika, Berlin dijo...

Hola Adi:

Gracias por la visita!

Sí, en cuanto a perder kilos, el tema de la dieta disociada en las primeras semanas sí que funciona. Pero como bien dices, estas cosas sólo funcionan porque empiezas a comer con más "cabeza" y con moderación... Aunque hace tiempo ya que no seguimos haciendo la dieta, sí que hemos ido acoplando muchas de las recetas al día a día - como ésta.

Y he de reconocer que sin la dieta disociada de marras probablemente nunca hubiera probado la pasta y el arroz integrales: ¡Y ahora me encantan!

Saludos desde Berlín!