sábado, 4 de octubre de 2008

Happy reunification day, señor K.!

Ayer se celebraba en Teutonia el Día de la Unidad: Es la fiesta nacional que conmemora la reunificación del país en 1.990...

El muro en 1.986...

... y en el 2.008...


Sí, y ahora alguno de vosotros, listos lectores de este humilde blog, os preguntaréis: "Pero ¿por qué lo celebran en octubre si el muro cayó en noviembre?"... ¡qué buena pregunta!

El 3 de octubre es, en realidad, un día festivo sintético, creado en laboratorio, vaya... En un principio, la celebración de la reunificación hubiera tenido que ser el 9 de noviembre, porque en ese día del año 1.989 fue cuando el muro y con él la RDA se fueron al garete. Desafortunadamente el 9 de noviembre, es en cuanto a hitos históricos un "día negro" en Alemania: Un día 9 de noviembre de 1.923 un austríaco con bigote llamado Adolf Hitler ponía en marcha en una cervecería de Múnich un intento de golpe de estado. Aunque le ayudaban sus demás colegas nazis, no tuvo éxito y acabó en chirona (donde aprovechó el tiempo ocioso para escribir "Mein Kampf", hay que joderse). Un par de años más tarde, Adolfo había cogido, por desgracia, más tablas y había subido al poder: El 9 de noviembre de 1.938 tuvo lugar en todo Alemania la Noche de los Cristales Rotos... Vamos que hacer del 9 de noviembre la fiesta nacional alemana más importante habida y por haber hubiera sido una metedura de pata de dimensiones biblícas. Así que la Unidad Teutona se celebra, desde su nacimiento en 1.990, el día 3 de octubre.

Reconozco que ha habido "tresdeoctubres" (¿? "tresesdeoctubre" ¡! ¿tienen las fechas plural? ¿y las cifras? ¿y los meses? ¿cuál es el plural de 3? ¿y el de octubre?) en los que he participado más activamente en la celebración de este evento. Ayer ni salí de casa, ni puse las noticias ni ná de ná. Hice del viernes un domingo, y santas pascuas: Dormí hasta el mediodía y me pasé el resto del día en camisón bebiendo Federweißer (ya os explicaré otro día lo que es), con el brunch desparramado por la mesa del salón, viendo DVDs y sesteando; sólo cambié el brunch por la cena cuando oscureció.

Lo único que me dejó ayer alucinada fue echar un vistazo a la programación televisiva del día en la revistita de la tele. La ARD (o sea la Primera alemana) echaba ayer en plena franja de primetime la película "La vida de los otros" (supongo que la habréis visto). Manda cuyons, tú. O sea que el país intentando celebrar su unidad (esa que después de 18 años sigue sin ser realidad del todo, mientras a mí se me ponen los pelos como escarpias cuando leo cuántos encuestados en ambas partes del país echan de menos el muro o cuántos "ex-orientales" siguen opinando que en la RDA todo era mejor), y al cachondo responsable de programación festiva de la ARD (que seguro que es alemán del Oeste, el cretino de él) no se le ocurre mejor idea que amenizar la noche al personal echando más leña al fuego... Me parece una falta de tacto descomunal y una elección más que discutible. O el padre del invento tiene un humor de lo más macabro...

A veces me pregunto si la raza humana se caracteriza más por amnésica o por gilipollas... brrrrr......

Por cierto, a esos dos o tres lectores germano-parlantes de mis cuatro o cinco lectores totales: No os perdáis este interesante artículo del Spiegel sobre el muro de la Alemania mediática...

5 comentarios:

Belen dijo...

Pues hija, a mi me toco currar ayer ( guardia) porque, asi como que de repente,todos mis Kollegen se han vuelto patriotas y opinan que ellos tenian que celebrar la wiedervereinigung...tendran morro!

natalika dijo...

Jaja, claro, sí, siempre que no toque currar, el personal se apunta a un bombardeo, claro...
Pero luego se meten todos en sus casitas y a la mitad le da por pensar que la reunificación y el SoliZuschlag habría que metersélos a los políticos en el mismísimo y a la otra mitad se le ocurre que en la DDR se vivía de coña porque no había ni paro, ni criminalidad nie RTL2... ¡qué pena!

Belen dijo...

Pos si hija!! Yo lo veo como tu. A mi que hasta se me vienen las lagrimas a los ojillos cuando veo imagenes de la gente picando en el muro damals, a mi me tuco currar!!!...aunque el Solizuschlag me fastidia un poquito tambien ;-) um ehrlich zu sein :). Ah Y Gracias por la visita. Oye a mitambien me hace ilu lo de los vasos. Besitos desde el Kölschem Exil

Noema dijo...

Supongo que la raza humana se caracteriza por la combinación de ambas, la "gilipollez amnésica".
Por cierto, maja, me da que este fin de semana hemos estado telepáticas, me vengo para tu blog y veo que ¿tú también le has estado dando al Federweisser?
Con este tiempo, ¿qué otra cosa se puede hacer, no?
Un artículo interesante el del enlace.

natalika dijo...

Gilipollez amnésica - me gusta.

Yo he de reconocerlo: Tengo una adicción al Federweißer... llevo semanas queriendo hacer uns post sobre él, porque es uno de mis clásicos de otoño favoritos... pero siempre me acuerdo de hacer fotos cuando está la botella ya vacía, hmmpfff... :D *hiks*