lunes, 30 de marzo de 2009

Risotto de espárrago verde


A estas alturas igual os habréis dado ya cuenta de que nos encanta el arroz... Caldoso, como risotto, estilo fricasé, integral, etc. - ¡sencillamente nos encanta! Además, como ya he comentado en alguna otra ocasión, en esta casa se come "de plato único" e incorporar arroz a muchos platos es una buena solución para hacer las comidas así "más completas".

Esta receta de risotto con espárragos verdes es otra de las que el señor K. y esta servidora adoptamos durante nuestra época disociada. Somos unos espárrago-fanáticos, en serio. Se hace muy rápido, es una cena sanota-sanota y está riquísimo... ¿Quién da más?

Os pongo directamente la receta y me largo de aquí inmediatamente: Porque es lunes y estoy a-g-o-t-a-d-a ya que no he tenido fin de semana (con un albañil tanto sábado como domingo en casa a martillazos), porque se supone que debería estar trabajando (aunque tengo la cabeza de lo más... "dispersa"), porque la casa tiene una capa de polvo de unos diez centímetros de espesor (tras diez días de obras), porque debería tener el pasillo recién empapelado y en lugar de eso lo tengo, desde ayer, con el muro al descubierto y unas dos toneladas de restos de pared esparcidas por el suelo (ni me preguntéis, es largo de contar) y porque mi madre y mi hermana aterrizan aquí el viernes y lo que hasta hace un par de días era un piso acogedor se parece ahora, con cada día que pasa, un poco más al infierno (infierno, el - pl. infiernos: dícese del sitio en el que no es posible recibir visitas de ningún tipo, mucho menos las maternales...)...

Además tengo que hornear unos cuantos panes para mis vecinos antes de que se me suban a la “txepa”, con razón, por no impedir que el loco de mi albañil (que por cierto tiene 65 años y un expediente coronario bastante considerable) pique en plan espontáneo la mitad de mi pasillo un domingo a las nueve de la mañana... 8-0

Ingredientes:
  • 200 g de arroz arborio
  • caldo de verdura (entre 500 y 700 ml. aprox.)
  • 500 g de espárragos verdes
  • algo de vino blanco seco
  • 50 g de queso tipo gouda o similar
  • 2 cebolletas (o una chalota pequeña)
  • aceite de oliva
  • pimienta del molinillo
  • sal
  • azúcar
  • opcional: hierbas al gusto; parmesano (o grana padano) rallado

Cómo se hace:

Cortamos la base dura de los espárragos (unos 3-4 cm.) y desechamos. Cortamos los espárragos en trocitos uniformes de unos 3 centímetros de largo y los cocemos en agua con sal y una pizca de azúcar durante unos 12-15 minutillos.

Entretanto picamos la cebolla/cebolleta y la ponemos en una cazuela con aceite de oliva caliente para que vaya haciéndose (le podemos echar una pizquilla de sal para que sude mejor y se haga sin dorarse), añadimos el arroz hasta que se ponga transparente, removiendo de cuando en cuando y sin que tome color. Una vez esté el arroz transparente lo regamos con algo de vino blanco (un vasito chiquitín) y removemos hasta que se evapore.

A partir de ahora vamos añadiendo el caldo (que debe estar caliente para no interrumpirle la cocción al arroz) en cazos, esperando a que el arroz absorba bien el líquido antes de añadirle más y removiendo a menudo.

Poco antes de que el arroz esté listo (o sea tras unos 15 min. más o menos) añadimos los espárragos escurridos y unos 50 gramos de queso tipo gouda o similar (picado muy fino para que derrita bien) y le echamos al conjunto un par de golpes de pimienta de molinillo. Opcionalmente se pueden añadir asimismo hierbas al gusto. Removemos bien para incorporar los espárragos y facilitar que el queso se derrita.

Quitamos la cazuela del fuego y dejamos reposar un momentín con la tapa puesta. A la hora de servir se puede espolvorear de perejil picado y si somos queso-adictos, con algo de parmesano o grana padano rallados.

Hala, ¡que aproveche!

14 comentarios:

Noema dijo...

Chica... ánimo y ¡al toro!

La cuina vermella dijo...

Pensaba que esto de las obras laaargas y pesadas ocurria sólo en el sur... bueno, al menos veo que en la organizada alemania también ocurren este tipo de cosas... en fin, ya sé que no te alegro con esto que te digo... pero bueno (a mi me consuela un poco!). Aún me acuerdo de tu post sobre la dieta disociada y las grasas en las zona playeras, que risa!
Este plato es fenomenal! como dice Noema: ánimo!

natalika dijo...

Hola trío!

Qué va, lo de las obras largas y pesadas es una epidemia universal... ¡Qué le vamos a hacer!

Es lo que tiene vivir en una casa vieja en Berlín Este: las ventajas son claras (techos de 3,70 metros de altura con estuco decorativo y parquet en forma de espina)... pero las desventajas también (p. ej. una instalación eléctrica que es de lo mejorcito de la RDA, espero que se me note la ironía que desprendo) y te pasa eso, que te pones a rascar el papel viejo de la pared del pasillo y se te cae la mitad de susodicha pared encima porque está la mayor parte del revoque literalmente molido (dice mi albañil que por las ondas expansivas de las bombas de la... 2ªGM, sí esa que terminó hace más de 60 años...). El tipo de cosas que no quieres que te pasen 4 días antes de recibir visita... bueno en realidad el tipo de cosas que no quieres ni saber que están ahí... 8-O

Quenocundaelpánico, quenocundaelpánico, quenocundaelpánico, quenocundaelpánico... *ooohm*

Besotes!

bitxoluz dijo...

Hay heremana...ya te conte yo mi excursión a Ikea con las marujis no??? Todavia estas autoengañandote con lo de quenocundaelpánico... pobrica...

Muchos besines y mucho animo...
si es que lo vuelvo a repetir, nos va la marcha mogollón...

natalika dijo...

Jaja, ah, no, nada de eso... yo sigo con mi mantra "quenocundaelpanico"... además hoy ya me ha puesto el hombrico revoque nuevo en todo el pasillo, si de aquí al jueves se seca (quenocundaelpanico-quenocundaelpanico) hasta me lo empapela (al menos provisionalmente)...

¿Ves? Si ser positivo y optimista da muchísimo de sí...

Besotes, guapa!

Cariño dijo...

Un rissoto exquisito!!! Y las que ya tengo apuntadas son las albóndigas innombrables para mi, las alemanas, tienen que estar de vicio. Gracias por estas recetas tan buenas. Un saludiño.

natalika dijo...

@cariño: ¡Pues me alegro que hayas encontrado por aquí recetas que probar! Un placer... ;-) A tí también un saludiño y gracias por la visita!

Arantza dijo...

Mmmm, yo hago exactamente el mismo risotto, y es que, como yo tampoco creo en las dietas, no fumo, no me drogo y no beo alcohol prácticamente jamás, busco solaz y consuelo en los carbohidratos en general, y en el chocolate en particular. Soy la prueba viviente de que las dietas -disociada, Atkins, South Beach, bla, bla- n son en su mayor parte, absurdas. Por cierto, cómo te comprendo.Vamos, que si vivieras más cerca, te ofrecía asilo político en el cuarto de invitados, pero ya (yo tuve que ducharme en casa de amigos... no quiero desenterrar malos recuerdos). Y que ya puedes hacerles pan a los vecinos, porque lo de darles la serenata-cantera el fin de semana no tiene perdón. De paso, dale de comer al albañil, esta receta es bastante cardio-sanota (queso aparte) y tampoco es cosa de que además de lidiar con los escombros, tengas que librarte de un cadáver. "Courage".

Arantza dijo...

Respira. Respira. Y saca de paseo a tu madre. Mucho. Si volvéis al piso lo bastante agotadas, ni se dará cuenta de que el papel se despega del revoque aún húmedo.

natalika dijo...

Jaja, eso, a agotar a mi amatxo para que no se de cuenta del tinglao que tenemos montado...
;-))

En realidad, yo creo que a mi madre el caos le da bastante igual. Mi única preocupación es que si no me da tiempo de limpiar todo antes de su llegada será imposible evitar que se ponga a limpiar ella... ;-))

De los vecinos de verdad ni me habléis: Con lo majos que son todos ellos y lo que están tragando estos días los pobricos... Me da tanto apuro que creo que nunca más me voy a atrever a salir de casa pá ná...

Es que este hombre es un bruto de cuidado, ains... solo se me ocurre a mí ponerme a hacer semejante "operación a corazón abierto" a la casa...

Maria Jose dijo...

Ummm me encantan todos los ingredientes, seguro que esta buenisimo!!! me lo apuntoooo

Belen dijo...

Eh, eh!! Aqui falto yo. Natalikano achuches alalbanil si es que esta cartdiaco a ver si lo tienes que reanimar en medio de la Baustelle. Mi cruz es que tenemos que pintar y aqui estamos que nos nos ponemos a ello...Beos guapa

Cyra Jazmin dijo...

Que rico!!!

Gracias por la receta!!

www.cyrajazmin.blogspot.com

Rosa dijo...

Una receta estupenda y con esos ingredientes no me queda otro remedio que probarla. Te aseguro que va a ser muy pronto.
Con las obras... paciencia!!!!!!
Saludos