miércoles, 25 de marzo de 2009

Cremita de acelga y granizo primaveral


Ayer a media mañana se puso a granizar... o a nevar, una de dos. Muy segura no estoy de qué era aquello. Pasó enseguida, pero a mí semejante ramalazo tipo “fin del mundo” (lo digo porque la calle pareció, por unos momentos, sacada de “El día de mañana”) me dejó el cuerpo y la moral (oye, ¿no estábamos ya en primavera?) con unas ganas tremendas de sopita: reconfortante, saciante, caliente y rica-riquísima.

El lunes por la noche había hecho caldo “del de toda la vida”, con mucho fundamento cárnico-verdulero, pero la mitad del mismo se lo había llevado el señor K. a la ofi en su termo y el resto me lo había pimpado yo en una pausa del trabajo casi al completo. Así que tocaba improvisar otra sopa para la cena. Un vistazo a frigo y despensa me solucionó el tema.

El resultado fue esta crema de acelga y patata con taquitos de jamón y crème fraîche que nos supo a ambos como el big-bang de las sopas: ¡Zackabum! Mira que me gustan la sopa y la acelga, qué barbaridad. Y la combinación de ambas ya ni os cuento... ¡Ostras! Y es que esta crema además estaba de vicio...

Ingredientes:

  • un puñado de patatas
  • aprox. media acelga (era de tamaño hermoso), tanto pencas como parte verde
  • una taza de caldo (eran los restos del lunes: con pollo y verduritas)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolleta fresca
  • agua
  • algo de romero molido
  • una pizca de tomillo
  • aceite de oliva
  • un chorrito de nata líquida
  • jamón en tacos pequeñines
  • un vaso de crème fraîche
  • sal
Cómo se hace:

Ayer no me fijé en las cantidades que fui utilizando, hice todo sobre la marcha y a ojo... ejem...

Pelamos las patatas y las cortamos en dados. Limpiamos la acelga y la cortamos igualmente (las pencas en trozos, las hojas en tiras). Picamos un ajo y la cebolleta y los pochamos un momento en una cazuela con aceite de oliva sin que cojan color. Añadimos la patata y la verdura y removemos bien. Vertimos la taza de caldo de pollo y rellenamos con agua hasta cubrir las verduras.

Especiamos con algo de romero y tomillo y dejamos que eche a hervir. Una vez hierva reducimos el fuego (a media llama) y dejamos que se vaya cociendo (tras aprox. 15-20 minutos estará la verdura cocida). Quitamos del fuego y añadimos un chorrito de nata líquida antes de pasarlo todos por la batidora hasta que quede una crema fina. Probamos la crema porque puede que haya que rectificarle el punto de sal (como el caldo era sustancioso yo preferí ponerle la sal al conjunto al final del todo... y apenas le tuve que echar un pellizquito...). Reservamos un momento con la tapa puesta. Entretanto pasamos por la sartén unos taquitos de jamón con un par de gotas de aceite.

A la hora de servir ponemos una o dos cucharadas generosas de crème fraîche en el plato, lo rellenamos con la crema y espolvoreamos con tacos de jamón. Para coronar un chorrito de aceite de oliva crudo (del bueno) y toneladas de vuestro pan favorito para untar bien a mano...

Fenomenal.

7 comentarios:

Arantza dijo...

Justamente: tengo acelgas. También tengo patatas, crème fraîche e incluso unas ramas de apio con las que ya no sabía qué hacer, así que hoy será "soupe à la Natalika", variación quebequesa. también tengo tres bajo cero y el patio lleno de nieve, pero de eso mejor no hablamos.

natalika dijo...

Jaja, "soupe à la Nata", así me gusta, sí señor...

Brr, lo de los tres bajo cero no te lo envidio. Aquí ahora hace unos 6 (sobre 0) pero esta mañana cuando he salido a las 8 de casa estábamos a -1º... qué mal cuerpo se me ha quedao, yo que tengo ya el chip-primaveral puesto, ¡buagh!

Noema dijo...

Callad, callad, no me habléis del tiempo. ¡Ayer se me debió quedar la misma cara que a ti con esa tormeta que cayó! Igual que al pobre cuervo que sobrevolaba en ese momento el patio de mi casa y que tuvo que hacer escala en el castaño, las pasó canutas el hombre para mantenerse en el árbol (como ves una se distrae con culaquier cosa antes que trabajar). Y con el biruji que ha vuelto, bggrbhgbrghbg!
La sopita de acelgas es perfecta para esta pseudoprimavera que nos han vendido.
Por cierto, ese es también mi pan favorito para mojar, ñam, ñam!

natalika dijo...

¿Verdad? Vaya frío impresentable que ha venido. Ayer salí de casa con cazadora en vez de abrigo y casi me da un jamacuco, mosquis...

We ♥ Toskanabrot!

El Capitán. dijo...

juas, juas....
¿me dejais que os de envidia?

ayer estuve de "bissnis" por Barcelona y hacía un día precioso. Solazo, 20 grados... uhmmm
La unica pega es que en "misión de combate", no tuve más que 20 minutos libres para disfrutarlos en una terraza del puerto olímpico.

Saludos tropicales!!!!!

natalika dijo...

@Capi: hmmmppffff... qué malo eres bro... ;-)

Belen dijo...

Meencanta, me encanta, me encantan la acelgas!!!! Y ademasto toa la vida y no porque ahora se hayan puesto de moda con la comida siatica. Me voy a hacer esta sopita maniana mismo!! Como no se me ha ocurrido esta recta a mi antes???? Gracias guapa por el empujoncito y no te preocupes por el tiempo que la Primavera vencerá seguro. Besistos desde Colonia