viernes, 29 de agosto de 2008

¡No existo!

Pues eso: no existo. ¡Casi 32 años de existencia para enterarse una a estas alturas de algo así...! El señor K., por cierto, tampoco existe (bueno, al menos en teoría, porque yo doy fe de que los calcetines usados en el suelo del salón me los deja ahí clavaditos el señor K. y no un ente inexistente cualquiera, y la aspiradora en esta casa la pasa el señor K., no se pasea ella sola por las habitaciones...).

De que no existimos me dí cuenta ayer por la mañana mientras pescaba la prensa del buzón, sí, del buzón, en esta bendita república se lleva mucho el subscribirse al periódico, te lo meten en el buzón a las cinco de la mañana y te lo puedes leer con el desayuno sin necesidad de pisar la calle: Los jueves llegan a esta santa casa (que tan "prensáfila" es - ¡la RAE debería inventarse esta palabra si no lo ha hecho ya...!) el "Kicker" y "Die Zeit"... uséase un periódico de fútbol y otros deportes varios (¡!) y un periódico semanal de "política, economía, saber y cultura" que se supone que es para "intelectuales" (¿qué coño es un intelectual?)... Esta explosiva combinación ayer me saltó por primera vez al ojo de una forma brutal:



O sea, que el señor K. y yo somos o bien intelectuales con una extraña obsesión por el fútbol o bien arriero-futboleros con ramalazos de intelectualidad liberal y encima, para liarla más, a veces nos salen brotes elitistas y conservadores, sobre todo cuando los domingos pescamos del buzón la edición dominical del "Frankfurter Allgemeine Zeitung" (en Alemania la mayoría de periódicos no salen los domingos, cosa que nunca jamás llegaré a entender, para mí un periódico es una cosa intrínsecamente unida a los domingos, al igual que un domingo es una cosa íntrinsecamente unida a leer la prensa - lo de los domingos y los periódicos es una cosa de esas de las de "sine qua non", vaya)...

En otras palabras: Somos un cruce con una pinta tan rarita, tan sumamente inverosímil si se atiene una a las estadísticas, que he llegado a la conclusión de que debemos ser una ficción...

O eso, o estamos esquizofrénicos perdidos.

2 comentarios:

El Capitán. dijo...

Que carajera llevamos Schwester!!!

...no me ha quedado claro el razonamiento de que no existes... pero si tu lo dices...
alá, que no existas agusto!!
G+K

natalika dijo...

Pues tienes razón, capitano... no queda clara mi teoría, andaba el viernes desbarrando, evidentemente...

A lo que me refería es a que, hoy en día, donde todo (y a todos) se mide en base a estadísticas y baremos y consumo, salirse de la norma casi es equivalente a veces a "no existir"... larga historia, y, lo dicho, ando últimamente desbarrando...