lunes, 11 de agosto de 2008

Tortiglioni Omnipotentes

Les llamo así porque llevan "de tó" y porque acaban también con todo (con el hambre, el cansancio, la frustración de una jornada laboral chunga, el mal humor, la desgana, todo de todo).

La receta es de uno de mis actuales libros de cocina favoritos, el "Kochbuch" (traducido, simplemente: "Libro de Cocina", sin poéticas rebuscadas) del televisivo cocinero alemán Tim Mälzer y la hacemos en casa cada dos por tres, porque nos ha creado una adicción brutal. La verdad es que nunca veía el programa de cocina del Mälzer en TV, pero el libro me lo regalaron en Navidad y me ha sorprendido muy gratamente: He probado ya un montón de las recetas y hasta ahora, el resultado de todas ellas me ha encantado (estos tortiglioni, la dorada con melocotones y queso de cabra, el "Schmarrn" de setas, etc. - os las iré poniendo para que probéis, ya veréis qué rico todo...mmmm...).

Cuando tuve visita familiar española en mayo (sí, sí, daros por aludidos), puse todo mi esmero en hacer todas las noches mis recetas favoritas - pero he oído después que calificaban mis gastronomías teutonas de "extrañas"... De todos modos, sigo sin darme por vencida y no voy a cambiar de opinión: Creo que cualquiera que se coma estos tortiglioni va a dormir esa noche feliz...

Ingredientes para 2 de apetito insaciable (plato único) o 4 de apetito normal:

  • 170 gr. de Tortiglioni (súper macarrones con "estrías")
  • entre 150 y 200 gr. de panceta fresca cortada en rodajas de un dedo de espesor
  • 1 lata de anchoas o sardinas en aceite
  • 50 gr. de tomates secos
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 4 cucharadas soperas de hierbas picadas variadas (salvia, albahaca, tomillo, perejil, etc.)
  • 2 cucharadas soperas de sémola de maíz
  • sal
  • aceite de oliva
  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de alcaparras
  • 1 chorretón de zumo de limón
  • pimienta
  • un par de manojos de rúcula

Cómo se hace:

Se corta la panceta en dados de unos 3 cms., así como las anchoas/sardinas en pedacitos y los tomates secos en tirillas. En un vaso alto (de batidora) desmigar el pan de molde, añadir las hierbas y batir con la batidora, añadirle a esta mezcla la sémola.

Pasar los dados de panceta por la sartén con aceite de oliva unos 5 minutos hasta que estén crujientes y reservar. Entre tanto habremos puesto los tortiglioni a cocer con sal, después de unos aprox. 7 minutos sacarlos y escurrirlos (¡sin pasarlos por agua fría!).

Calentar la mantequilla en la sartén en la que hicimos la carne, añadirle el pan rallado de hierbas y los tortiglioni y darle un par de vueltas en la sartén a todo ello hasta que vaya dorándose. Mover con frecuencia la sartén. Añadimos la panceta, las anchoas/sardinas, los tomates, las alcaparras, el zumo de limón y la rúcula (que romperemos toscamente con las manos para hacerla más manejable a la hora de comer). Dar un par de vueltas en la sartén y de ser necesario rectificar de sal y pimienta.

¡Voilá! ¡Qué rico! No me diréis que no, ¿no? Esto es una cena de domingo de las de escándalo - y para rematarlo hubo ayer cervecita (Beck's, claro) y películas ("El rey de California" con Michael Douglas y "Las hermanas Bolena" con Natalie Portman y Scarlett Johansson)...

4 comentarios:

Noema dijo...

Uff, que me da... si es que no se puede pasar una por aquí a estas horas y sin haber comido, cachissss! (es que hoy llevo el horario español).
Que digan lo que quieran, esta receta está de muerte. Mira, de este hombre, el Tim, no he hecho nunca nada pero el par de veces que le he visto en la tele me ha parecido muy majo el chaval (jo*r, hablo ya como las abuelas). ¡Hala, que aproveche!

natalika dijo...

Jaja... A mí, la verdad, en la tele me pone un poco nerviosa - va todo tan rápido que me pongo "hektisch" perdida, me estresa... Lo que siempre veo es "Kerner kocht" (o "Lanz kocht"), nada mejor que eso antes de irse a la cama los viernes, y cuando sale ahí, hace siempre unas cosas muy ricas. El "Kochbuch" de verdad que es para recomendar: Desde recetas de pan hasta ragout de setas, todo una maravilla...

Coño, qué jambre otra vez...

Bitxoluz dijo...

Si, nos damos por aludidos...
El ¿"pastel de setas"? aun puede pasar...
pero aprovechar nuestro cansancio y hambre despues de largas horas pateando Berlin para experimentar y hacer de cocinillas... ejem...

Besotes!!!!

natalika dijo...

Hombre... no eran experimentos, eran cosas ricas que a mí me gusta cenar a menudo... fíjate que yo creía que lo que más te había gustado eran estos tortiglioni... ¿y ahora resulta que no tegustaron? Hmmmpppffff...

A mí me chiflan, ñami-ñami... :-)

Muxux!