viernes, 4 de diciembre de 2009

Ensalada de patata y salchichas


Hoy toca abrir la cuarta ventanita del Calendario de Adviento de Noema y lo vamos hacer con algo archi-híper-súper-alemán: El menú de Nochebuena a base de “Würstchen & Kartoffelsalat” - o sea: salchichas y ensalada de patata.


Cuando Noema me preguntó si participaría en su evento, lo primero que hice (a parte de dar un par de saltitos de pura ilusión por tan magnífica invitación) fue soltar un chiste a costa de mi horror personal con las “salchichas con ensalada de patata”... mi particular “espanto” en torno a la cena de Nochebuena con mi familia política teutona se debe a que A) odio la cebolla, B) odio los pepinillos y C) odio-odio-odio los huevos duros. Ingredientes todos ellos A, B y C que se encuentran en todas las esquinas y recovecos de la ensalada de patata navideña de mi familia política. Así que podéis ir haciéndoos una idea de qué cené el año pasado, por ejemplo.

Según las encuestas, más o menos un tercio de los alemanes cenan en Nochebuena ensalada de patata con salchichas – yo, ya sabéis cómo me gusta exagerar, incluso diría que TOOOODOOOOS los alemanes lo hacen. Pero lo curioso es que en los doce años que llevo viviendo en Alemania nadie ha sabido decirme a ciencia cierta cuál es el origen de dicha tradición... Indagando un poquito he leído algunas teorías en Internet sobre el origen de tan parco menú en el hecho de que en Nochebuena el 90% de la gente tiene mejores y más importantes cosas que hacer (adornar el árbol, recoger a la familia de la estación, etc.) que encerrarse a cocinar. Prácticos ellos, los teutones, a rabiar – no lo olvidemos.

Eso sí, existen innumerables variantes de este menú típico. Cada familia tiene su interpretación propia. Por ejemplo: Dependiendo de si vive en el Norte o en el Sur, un alemán aliñará su ensalada de patata con mayonesa (en el Norte) o con una vinagreta hecha a base de vinagre, caldo y aceite (como lo hacen en Baviera y Suabia en el Sur, por ejemplo). En algunas recetas familiares, la patata se acompaña sólo de cebolla y pepinillos, otros añaden tocino o huevo duro o trocitos de manzana. Hay quien cuece la patata con piel y la pela después y quien prefiere cocer la patata ya pelada. En algunas casas se sirve la ensalada junto a salchichas tipo “Bockwurst” que se escaldan, otras familias prefieren las salchichas tipo Bratwurst, que se sirven fritas o a la parrilla.

Así que os pido que toméis las recetas de hoy por lo que son: Únicamente mi interpretación personal. Aunque he de reconocer que al señor K., teutón guapo donde los haya, le gustó tanto mi rediseño de la ensalada de patata clásica que se intentó escapar con la fuente entera al salón mientras yo freía salchichas... “pa-matal-lo” digo yo...

Ingredientes:

Ensalada (2-4 raciones dependiendo de vuestro apetito):
  • 400 gramos de patata (a ser posible una variedad de “carne dura” como Linda o Toscana o similar)
  • 1 puerro
  • 100 g de taquitos de jamón serrano ahumado
  • 6 o 7 pimientos verdes (de Padrón o de Gernika o de donde más rabia os dé, pero de ese tipo, ya me entendéis)
  • aceite de oliva
  • sal
  • algo de romero molido
  • un diente de ajo

Salsa para la ensalada:
  • 5-6 cdas. soperas de mayonesa casera
  • 2-3 cdas. de crème fraîche
  • 2 cdas. de yogurt natural
  • una cucharadita de té de mostaza dulce (o mostaza normal)
  • 1 cda. sopera de vinagre de vino blanco
  • sal y pimienta

Salchichas tipo “Bratwurst” (salen unas 16 salchichas de aprox. 12 cm. de largo):
  • aprox. 3 metros de intestino de cerdo
  • 400 g de paletilla de cerdo o 400 g de picadillo (mitad cerdo/mitad ternera)
  • unos 200 g de panceta
  • 1 huevo
  • 50-70 ml de leche
  • 1 chalota
  • 1 diente de ajo
  • mejorana y perejil
  • ½ cucharita de té de sal
  • ½ cucharita de té de pimentón
  • ½ cucharita de té de pimienta molida

Cómo se hace:

Para hacer las salchichas pondremos primeramente el intestino a remojar en agua caliente durante una hora. Poco antes de pasado este tiempo cortamos la panceta y la carne (si no usamos picadillo directamente) en dados y lo vamos picando todo poco a poco con el accesorio picador de la batidora. En un bol grande mezclamos la panceta y el picadillo con el huevo batido y la leche.


Pelamos y picamos la chalota y el ajo muy finamente y añadimos a la masa de carne junto con las hierbas asimismo picadas. Aderezamos con sal, pimienta y pimentón y removemos a conciencia para que todos los ingredientes se mezclen bien.



Pasamos la carne a una manga pastelera con boquilla ancha y vamos rellenando el intestino. El método que a mí más fácil me parece es ir cortando los trozos de intestino cada 15 cms. aproximadamente, cerrando uno de los extremos con un nudo, y rellenando así cada salchicha por separado. Una vez lleno el segmento de intestino (sin que esté demasiado prieto) cerramos el segundo lado con otro nudo o bien girando el intestino restante sobre sí mismo un par de veces. Procedemos de igual manera hasta gastar toda la masa y dejamos secar las salchichas después una hora en la cocina (lo mejor es colgarlas).


Mientras las salchichas se airean podemos comenzar con la ensalada de patata. Pelamos las patatas y las cocemos enteras durante 15-20 minutos en agua con sal, un chorro de aceite de oliva, algo de romero molido y un diente de ajo machacado sin pelar.


Entretanto cortamos un puerro (la partes blanca y verde clara) a lo largo por la mitad, lo lavamos bien y vamos cortando las mitades en rodajas muy finas. Pochamos el puerro en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que esté blandito y algo dorado. Salpimentamos y reservamos. En la misma sartén le damos un calentón a los tacos de jamón. Por último freímos los pimientos enteros hasta que se doren, los espolvoreamos de sal gorda y reservamos como el resto de los ingredientes.

Escurrimos las patatas ya cocidas y las dejamos enfriar. Cuando no quemen, las cortamos con cuidado en rodajas más o menos finas y mezclamos en una ensaladera grande estas rodajas con el jamón y el puerro. Picamos los pimientos (quitando las pepitas) en trocitos pequeños y los añadimos a la ensaladera.



Es el momento de hacer la salsa – en un bol mezclamos la mayonesa (¡casera!) con el yogurt, la crème fraîche, la mostaza y el vinagre. Revolvemos bien hasta que la salsa quede cremosa y homogénea y salpimentamos.

Vertimos la salsa sobre la ensalada, tapamos con film transparente y refrigeramos durante al menos 2-3 horas. Es conveniente que la ensalada a la hora de comerla no esté “fría de frigo”, así que la sacaremos a temperatura ambiente al menos unos 45 minutos antes de servirla.

Las salchichas se fríen o hacen a la plancha con unas gotinas (pocas) de aceite durante un par de minutos hasta que se doren bien.

Servimos la ensalada con las salchichas y ya puestos nos abrimos una botella de cerveza Beck’s y subimos los pies encima de la mesa del sofá (si no es Nochebuena) o nos bebemos una copita de Riesling al acecho de los paquetes que el gordo de las barbas blancas nos va a traer después del postre (si en efecto es Nochebuena).


Que aproveche.

Posdata: Mi gozo en un pozo – dice el guapo teutón que sí, que la ensalada estilo natalika espectacular, pero que en Nochebuena en esta casa se volverá a servir la versión clásica. Hmmmpffff...

50 comentarios:

cannella dijo...

Me tiro por el suelo de la risa.
Me confirmas, incluso en Navidad, la visión tópica que tenemos los italianos de los alemanes sentados a comer. Nosotros, que tendríamos que callar porque nos dejamos a los parientes en la estación y el árbol con los adornos colgando de mala manera para encerrarnos tres días en la cocina (y luego comemos las sobras ¡hasta Semana Santa!). Me ha encantado, feliz Navidad, un beso.

Bea la cocinillas dijo...

Acabo de descubrir tu blog gracias a la idea de Noema del calendario de Adviento y....me encanta! Gracias por compartir tus recetas y humor con el resto.

Kako dijo...

Mi familia es alemana y siempre se ha comido esta ensalada, claro que como en tu caso -que has modificado la receta- nosotros tambien lo hicimos sacando las salchichas, el resto igual, a la manera del norte.
Me encantó la salsa que has preparado, te la copio para darle un giro a ésta tan típica ensalada.
Un abrazo.

PILAR dijo...

Yo también te acabo de conocer gracias al calendario. Me lo he pasado estupendamente leyendo esta entrada. Me ha encantado la ensalada en todas sus versiones. En cuanto a las salchichas, madre mía, estas sí que son caseras, caseras. Mágnifico.
Saludos!

natalika dijo...

@cannella: Bueno, jaja, sí, supongo que es un contraste fuerte a la locura en la que nos enzarzamos los italianos y los españoles :) De todas maneras sigo sin saber a ciencia cierta si lo de ser "prácticos" lo explica todo (porque luego el día de Navidad se lían a hornear gansos o patos o lo que pillen y se lo curran muchísimo)...

@bea: Oye, pues encantada :)

@kako: La salsa es una especia de "sour cream" casero y sí, le va estupenda a cualquier preparación de patata (yo la suelo utilizar para las patatas asadas que sirvo con salmón a la parrilla). Como mi ensalada no lleva los pepinillos encurtidos, queda muy bien el toque algo agrio de la salsita...

@pilar: Pues me lo pasé como una enana haciendo las salchichas :D ahí media tarde con intestino entre los dedos, una experiencia nueva y súper interesante. Aunque la próxima utilizaré algo más de grasa (tocino o algo de manteca de cerdo) para mejorar algo la consistencia final. Lo bueno de hacer las salchichas en casa es que puedes jugar más con los tipos de carne y salirte del sempiterno cerdo: yo las quiero probar ahora de caza o de ave, por ejemplo...

Gracias a todas por la visita,
un par de abrazos!

Nieves dijo...

jeje, menos mal que no tengo que comer el menú teutón por navidad pues no me seduce la ensalada ni me emocionan las salchichas pero si me apunto al espiritu práctico de dedicarse a otras cosas y no encerrarse en la cocina (como mi santa madre hace). Lo que si me encanta es pasear por todas las costumbres del mundo con tan buen humor como el tuyo. Gracias Natalika!

Maite (Mai) dijo...

Ni te imaginas cómo y hasta dónde te entiendo. Mi familia consorte_austriaquita cenan una sopa (un caldo claro de carne con salchichas flotando) ni segundo, ni postre ni nada. Las sopas de diario tienen muchiiiiiisima más sustancia de esta sopa de salchichas, que además, mi suegra cuece las salchichas a parte, con lo que las salchichas cuando llegan al plato no saben a casi nada. Qué hambre hija! Ellos repiten 2 o 3 veces la sopa pero yo con un plato tengo la tripa haciendo clo-clo como un bidón de agua... y, claro, un hambre del ocho... qué ya puede haber galletas para devorar que sino me zampo los nudillos!

Y ahora que celebramos en mi casa, hemos llegado al acuerdo (a regañadientes) de que se cena con mi "tradición" (sencillito que no me gustan las ostentaciones navideñas pero al menos un principal y un postrecito) y el día de Navidad la sopa de salchicha (ellos en Navidad, comían los restos de la sopa de Nochebuena)...

En fin, que en el fondo tienes mucha suerte. Lo que hubiera dado yo en mi primera Navidad austriaca por un plato de salchichas y alguna Erdäpfel... ainss!

Feliz Advent maja! bsss

marilu perez dijo...

¡Que original! Yo no tengo problema con tu ensalada y tus salchichas, me encantan. (Auqnue coincido contigo que no se si es muy muy de navidad...)

Erika dijo...

Aqui aparezco de la mano de Noema a conocer tu blog. Me encanta la Kartoffelsalat!Yo la como con mayonesa y algunas variantes. Me llevo tu salsita porque me encantó. Ahora con tiempo me siento a pasear a ver que mas encuentro por aqui
Saludos

Ajonjoli dijo...

Uf, pues a dios gracias que mi novio es valenciano y a mis suegros lo que se le dan bien son las paellas, porque la ensalada de patatas no me ha gustado nunca!
Eso sí, me has dejado con la boca abierta con eso de que prepares tú misma las salchichas, ¡flipante!

Mi cuñao el alemán hizo la cena una nochebuena. Y bueno, el era cocinero profesional así que se curró algo más que una ensalada y unas salchichas, pero una de las cosas que preparó fue una ensalada de arenques con remolacha que no le gustó a nadie y estuvo dando vueltas por la casa durante varias semanas, jajajajaja Choque cultural, supongo.

Núria dijo...

Hola...me ha gustado mucho la entrada y la receta tambien, las patatas te aseguro que las haré y mas con esta salsita que ha de estar buenísima.
Las tradiciones culinarias de cada país son totalmente distintas, pero esto es lo bueno sinó sería muy aburrido..no??
hasta pronto

Noema dijo...

¡Qué tía! Se ha hecho sus propias salchicas, me quito el sombrero, oye, ¿las haces también a domicilio? Porque a lo mejor te encargo unas para el 24 que yo también voy a tener Nochebuena con particular menú germano. A mí tampoco me ha sabido decir nadie el origen de este menú, mi rubio teutón alegaba esta mañana que es para reservar sitio a las comidas de los dos días siguientes, el primer y el segundo día de Navidad (25 y 26 para los que no conozcan esta tradición), donde como dices se lían a cocinar todo lo que correo o vuela. Creo que lo que a las mentes hispanas no nos entra en la cabeza es ¿por qué hacer solo dos comilonas cuando puedes hacer tres?

natalika dijo...

A ver, vayamos por partes...

@nieves: Bueno, cada país tiene sus costumbres y, en realidad, el menú alemán no está nada mal, es todo acostumbrarse ;-) Igual es que nosotros los españoles somos más "chulos", más de tirar la casa por la ventana y no tener medida en cuanto a cantidades se refiere, los alemanes igual sí que va a resultar que son más sobrios, ellos (si me oyen igual me echan del país)...

@maite: Ay, pobre! :) Yo lo he de reconocer, ejem, soy muy muy mala persona - después de casi 7 años de quasi-matrimonio el año pasado fueron las primeras Navidades que me quedé con mi familia política a comer patatas en lugar de dejar a mi chico colgado y pirarme a España yo sola a jartarme de langostinos... Lo sé, soy una guarra. Pero de tomo y lomo además.

@marilu: Navidades a la alemana. Eso sí con las galletas y dulces navideños nos dan a los españoles cien vueltas, vamos, son unos "cracks"...

@erika: ¡Bienvenida! A mí ahora sin cebolla y tal también me gusta la Kartoffelsalat, ya iba siendo hora, no? :)

@ajonjoli: Oh OH OH, los arenques, sí, oh, a mí tampoco me gustan en demasía (también odio la remolacha). Lo del choque cultural es lo mejor que tiene eso de andar de paseíllo por estos mundos de dios. A mi guapo teutón le sigue alucinando de cuántos platos se compone un menú navideño español o una boda cualquiera en la que te pasas tres horas comiendo. Le encanta (lo tengo súper hispanizao) pero le alucina.

@núria: Eso :)

@noema: Jaja, pues ya te lo he dicho: todo por egoísmo puro y duro, creía que con esta interpretación del menú igual conseguía comer algo esta Nochebuena además de las dos Bockwürste desangeladas que cayeron el año pasado, pero no sé yo... Además, mis genes carniceros (mis abuelos lo eran) me estaban pidiendo hace tiempo ya probar lo de las salchichas, lo debo llevar en la sangre. Me lo pasé pipa (eso sí, luego me dolía la muñeca a base de apretar la manga que no veas). Tienes razón, yo lo que no entiendo es por qué auto-cebarse sólo dos días pudiendo hacerlo tres, ajajaja...

Vaya parrafadas os estoy soltando, madre mía 8-0

besos y abrazos varios

Mònica dijo...

Hola Natalika! Madre mía salchichas caseras, creo que este año voy a ser tan práctica como los teutones ;-).
Un abrazo

MªJose-Dit i Fet dijo...

Pues si que choca un menú tan parco para una noche tan especial pero si consideramos la cantidad de horas dedicadas a hornear galletas de Adviento y ha hacer las coronas etc etc pues no es tan de extrañar, lo dificil es querer hacerlo todo como nos pasa a los españoles que queremos tener la casa lleeenaaaa de adornos y nos pasamos hoooras en la cocina que si pavo que si lo que sea....asi que me parece muy bien ser practicos y ademas esta ensalada esta de la muerte, en casa nos encanta pero me gusta mucho mas tu version que me copio y gracias por este ratito tan agradable que he pasado leyéndote...besitossss

MªJose-Dit i Fet dijo...

"a" hacer...lapsus lingüe jajaja

aandara dijo...

Acabo de descubrir tu blog por Noema y me encanta, mi familia es Alemana y siempre comi la ensalada de papas, a mi particularmente sin huevos duros jajaja, pero mi mama hacia siempre pernil de cochino y no nos ponia salchichas, de ahora en adelante tienes una fiel seguidora
Un beso
Amalia

Margot dijo...

Aisssss!
En los años que viví esporadicamente en Alemania que fueron 10, solo comí una vez en un restaurante alemán y me pusieron esta comida.
Nunca mas volví a comer, lo hacía en italianos.
Me ha encantado tu historia y tus fotos.
Un abrazo.
Margot

veronica dijo...

Hola!!

Muy buena receta, tambien me la apunto, me encanta cocinar en este blog estoy aprendiendo muchisimo de vosotras :-)

muchas gracias!

natalika dijo...

@mònica: no me asustes así, mujer ;-)

@mªjose: pues sí, igual tu teoría es buena, igual se vuelcan tanto en el Adviento que cuando llega la Nochebuena están ya un poquito cansos, igual, no? Nunca lo había visto de esa manera, es una idea interesante!

@amalia: Oh, cochino, ¡qué rico! Mejor que las salchichas, opino yo...

@margot: Pues lo de las fotos me hace mucha ilusión, porque la única pena que tengo es que del rellenado de las salchichas no tengo ni una foto decente: diparar la cámara con la mano izquierda mientras apretas una manga llena de carne con la mano derecha no es nada fácil, uargh. Eso, sumado al hecho de que mis gafas necesitan ya graduación nueva, hizo que estuvieran todas desenfocadas.

Bueno, además, desde luego la carne picada y el intestino de cerdo a medio rellenar tampoco son demasiado fotogénicos que digamos :-D

¡Madre mía, la de blogs nuevos que estoy descubriendo hoy!

Saludos!

tis dijo...

me encantó tu descripción de la cena alemana y la receta me parece estupenda pero creo que la voy a hacer en el verano pues es un poco fria. Me saco el sombrero en lo de hacer las salchichas pero compraré unas de frasco.tengo un cuñado alemán y un dia lo voy a sorprender con esta receta, besiños

Zerogluten dijo...

Pues yo debo ser un poco alemana, porque coincido con ellos en que lo de menos estos días es cocinar. Igual es ir contracorriente, pero me gusta cocinar tranquila, sin agobios, para los mios, lo que quiero y lo que me apetece y el tema del menú de Navidad me produce mucho stress. En fín, a lo que vamos, te admiro por tus salchichas caseras, me comería un plato de tu ensalada hoy, en Nochebuena o cuando sea menester y siento mucho que tu cena con la familia política no vaya a ser de tu agrado, pero piensa que a cambio disfrutas de su guapo teutón el resto del año, jaja.
Besitos sin gluten.

natalika dijo...

@zerogluten: Uy! Este malentendido tengo que corregirlo ipso-facto... mi cena de Nochebuena va a ser fenomenal, de eso estoy segura, por lo menos tanto como el año pasado o más. No te preocupes ni lo sientas: puede que haya dado una impresión falsa o tal vez mi particular sentido del humor sea algo dado a provocar equívocos, pero realmente la Nochebuena con mi familia teutona mola muchísimo.

Que conste que a mí me encanta comer y que cuanto más como más contenta estoy, jeje, y desde luego que es cierto que soy súper rarita con tantas cosas que no me gusta comer y está clarísimo que soy una superficial de tomo y lomo... pero de ahí a que cenarme un par de salchichas con mis políticos, que son todos un solazo, me vaya a no agradar o aguar la fiesta, uff, hasta ahí hay un trecho, hombre. Taaaan superficial tampoco soy :D

Si estoy ya contando los días para que lleguen y me llenen la casa y poder liarla parda horneando galletas con los críos y haciendo la cena con ellos... YAY!

Capricornio dijo...

Es imposible no SONREIR mientras se lee tu linda entrada!. Me sumo a las felicitaciones por la astucia de preparar tus propias salchichas y vaya que manera de receta.
Es una combinación rica e intersante, pero consumida con premura y distancia para que se saboree mejor en cada tiempo.
Muy buen aporte cultural y gastronómico para el Calendario.
Desde ya Feliz Navidad para tí, no importa con que cenes. Saludos

LA PUCHERA dijo...

Hola.-

Garcias a esta original idea de Noema he descubierto originales recetas de navidad pero debo decir que las salchicahas me hacen saltar los ojos.... Jo no puedo con ellas y menos en navidad.... Pero agradezco el poder atraves de este espacio descubrir tradiciones y anecdotas diferentes...Gracias


un saludo y enhorabuena por tu blog.

cosas de cocina dijo...

Muy buena pinta! No me importaría la cena alemana...

Ivana dijo...

Salchichas caseras!!! que nivel!!! pues lo mismo son inteligentes con esa cena, por que aqui llegas a reyes con 3o 4 kilos de más con tanta comilona!!!
¿por qué no te haces un tuper de esta maravillosa ensalada para ti? ya me imagino sus caras! ja! ja!
bueno ya nos contaras que tal fue!!!
besitos y me ha encantado encontrarte en el adviento de Noema!

María dijo...

¡A mí me encanta la ensalada de patata alemana! Pero no sé si en Nochebuena me apetecería mucho... Aunque el año pasado una amiga de Armenia hizo una ensalada parecida con remolacha y queso y no quedó nada de nada.
¡Campeona! Mira que hacer tú las salchichas...
Saludos

Las recetas de Abunany dijo...

A mi me gusta esta receta !!! no se si para día de fiesta .

En Uruguay como es verano se hace asado , nosotros solo comíamos un lunch , y el 25 hacemos la comida !!

Un beso , cuidate .
Nancy

sara dijo...

Muy buena receta para navidad y original por aquí!
Bs!

Sonia Herrero dijo...

Acabo de conocer tu blog gracias al calendario de adviento!
me he reido muchísimo con tu entrada! voy a dar una vueltecita por el resto de tu bog. encantada de conocerte. Besos. Sonia

YoSusan dijo...

Encantada de conocer tu blog.
Lo de hacer las salchichas tu misma es genial. Y además, que osada ;) cambiando la receta de la familia política y además en su país, yo de ti pondría sobre esas salchichas la bandera española pinchada como cuando el alunizaje, jaja, como territorio conquistado.Me lo he pasado muy divertido con tu entrada.

Saludos

mavele dijo...

Me he reido a carcajadas leyendo tu historia, y te admiro por hacer tus propias salchichas (yo me declaro incompetente en ese campo) Tu ensalada divina, yo la comería en cualquier época de año.

Me ha encantado tu blog, muy gracioso y tambien muy intimo

un saludo!

pityenlacocina dijo...

una entrada muy divertida, me encanta la receta pero claro nosotros no lo vemos muy de navidad, la verdad es que llevamos en los genes el no admitir que en una cena (y menos de navidad) no se va a servir mas de un plato, (yo tengo comprobado, si hay unb solo platoy nada de picar me entra la mala leche) aqui en UK es asi, al menos en las casa en las que como yo en navidad, un plato y ya esta...(brrr,no lo entiendo) asi que si, que te comprendo, pero a mi me encantan las salchichas con la ensalada de patatas, y los huevos y la cebolla, pero que sepas que eso de largarma a espana a hartarme de langostinos o lo que sea, tambien lo he hecho, por lo que no eres una guarra (como me he reido)
besitos desde londres y felicidades,

Elvira dijo...

Y yo que me sorprendía pq aquí en Suiza cenaban fondue,jaja, lo que dices son prácticos, no se complican la vida en una noche donde son tantas las cosas que hacer y de celebrar. Tu ensalada me ha encantado aunque yo adoro la original, todo lo contrario que a tí,jaja, pero ya se sabe para gustos colores, y tu adaptación me ha encantado. Un beso

Cociña Poética dijo...

Pobrecita , ni hecho a drede .
Muy práticos estos alemanes , sigo mirando tu blog .

Gloria dijo...

Voy un poco atrasada!!
me ha encantado tu receta y tu historia de la navidad alemana, a mi me encanta, lo siento, este tipo de ensalada, lo malo es que cuando se lo he leido a mi hija me ha dicho que estaba totalmente de acuerdo contigo!! la odia tambien.
Suerte con tu cena de navidad.
bss

Marona dijo...

Yo también me quedé de piedra cuando me explicaron en qué consistía la cena de Nochebuena por aquí, como ya ha comentado Maite, una sopa de salchichas y punto. Y yo, que soy una romanticona me pareció de lo más poético cenar algo tan sencillo para no restar importancia a lo que realmente tiene... los regal... estoooo... digooo... estar con la familia y esas cosas ;)
Ahora en serio, me tendrías que ver en estos momentos levantada delante del ordenador después de la ovación ante esas salchichas caseras. ¡Fantásticas!

anta dijo...

Este tema de los menús navideños es un poco estresante. Si uno se empeña en seguir al pie de la letra las "tradiciones" puede pasarse horas en la cocina, y no con la familia que es lo importante, en mi opinión.
En mi casa tenemos preparado lo máximo posible con antelación. Así el día, o los días importantes sólo hay que emplatar y comer.
Me encanta tu blog y tu sentido del humor. Los acabo de descubrir.
Esperanza.

Acaramelada dijo...

Que gran hallazgo gracias al calendario. Me a encantado el post, me he partido de risa. Este año para reyes pidete una maquinita de hacer salchichas, que solo hay que darle a una manivela ja ja!! y asi te animas a deleitarnos mas con esas variaciones.

natalika dijo...

¡Uy, anda! Me alejo un par de días del ordenador y al volver me encuentro con que me habéis tomado la casa por asalto, jaja...

Viendo los comentarios que habéis ido dejando llego a la conclusión de que:

A) el 60% de la población hispanohablante debe tener al menos un cuñado alemán o una familia alemana o ha vivido en Alemania una temporada, ¡qué bueno!

B) el 40% restante vive en países con gastro-tradiciones navideñas casi aún más sobrias que las teutonas (lo de la sopa de saclchichas austríaca me ha dejado patedefuá Marona, Maite y cía., qué fuerte, jaja) o, cuando menos, similares (UK, Suiza - por cierto: aquí quien no sirve este menú en Nochebuena pone en su lugar mayoritariamente fondue)...

¡Lo que aprende una!

Gracias por las visitas, besos y felices Navidades a todos!

Adormidera dijo...

Creo que no había visitado tu casa antes. Como otras personas, llego de manos de Noema y ha sido un placer.

Cómo me he podido reír.

Por mi parte no hay parientes ni amigos alemanes, no sé nada de cocina de este país, aunque con la cantidad de ellos que viven en esta isla, sí que he podido hacerme a la idea que la mayoría en comer no es que se compliquen la vida. (La bebida ya es otro cantar, aunque sea por el simple agotamiento de cargar tantas botellas).

Ahora, si las tradiciones que estoy leyendo me hacen vivir auténticos cuentos, lo que tú nos presentas me parece de lo mejor. jajajajjaja, tiempo para darle a la lengua, pasear, visitar al vecindario, poner los adornos y la mesa... y sólo preocuparse de comer ensalada... oigggggggg, firmaba ya mismo!!!! Aunque luego tuviera que asaltar la nevera a por algo que calentar.

Me quedo un rato y echo un vistazo a tu blog. Gracias por el estupendo rato y Feliz Navidad.

Glenda dijo...

Hola he conocido tu Blog por lo del calendario de Adviento y he dedcir que a mi me parece tambien muy ilogico eso de comer salchichas y en salada de papas en la Noche Buena. Vivo en Alemania desde hace 6 años y no hay nada que me desagrade mas que comer de forma tan simple el 24. Mi suegra cocina muy rico en todo el año y de pronto el 24 sale con sus salchichas y ensalada :-(.. Me ha encantado tu relato y tu receta.
Feliz Navidad :)
Una venezolana en Alemania
G.-

Eva dijo...

Bueno, después de cerrar la olla suiza del dia 1, la flor de calabacin del 2 y la zuccheriera del 3, lo que menos me esperaba era encontrar unas salchicahs tan caseras para la cena de Nochebuena, desde luego que son practicos estos rubios y tu apanadita hija mia, que te las haces tu misma y con ese arte!!

Voy con retraso en la apertura de ventanitas y hoy tengo que abrir 14de un golpe, sé que voy a tener al final una sensacion de estar un poco llenita , pero debo decir que me han encantado tus salchichas y su ensalada, aunque creo que no las voy a comer en Nochebuena, quizas para cenar esta noche, voy a ver si me atrevo a hacerlas....
Feliz Navidad desde Alsacia!!

con Ka dijo...

Me había emocionado con la receta de la ensalada de patata sin cebolla (no puedo con ella si está cruda), pero viendo cómo haces las salchichas en casa he flipao, ¡menudo arte!
No conocía tu blog, voy a echar un vistazo por aquí, que tiene buena pinta.
:)

Eva dijo...

Natalika, de nuevo por aqui para desearte que pases unas fiestas estupendas alla dondequiera que lo celebres y que todos tus deseos se hagan realidad. Feliz Navidad!!
Un abrazo.

Ana dijo...

Hola Natalia, te conocía del blog de Noema pero no no conocía tu blog. Me ha encantado leerte y sobre todo la idea que me has dado de la manga pastelera para la carne. Yo pensaba que las comprabas y resulta que las haces tú, fantástico.
Bueno, siento mucho que no te guste esa ensalada, me he reído mucho leyéndote.
Te deseo una Feliz Navidad a pesar de lo que comas, lo importante es tener Salud para ello.
Ana

Belen dijo...

Natlika querida, hazme un nhuequito entre los muchisimos comentario que vengo a desearte un feliz año nuevo, pera ti tu mario y toda tu familia. Rutsch schön :-)

Mont dijo...

Pero natalika, que pasa contigo que ya no posteas????
Con las cosas tan ricas que ponias...
Espero que te encuentres bien.

natalika dijo...

Hola Mont:

Vivo, vivo ;)
Pero por desgracia tengo el blog un poquillo abandonado últimamente (no me puedo creer que estemos en abril ya!!)... no me alcanza el tiempo, pero vuelvo un día de estos, prontísimo, prometido...